Reflexión acerca de la muerte

Sí, los matemáticos también nos morimos:

  • Unos como Eratóstenes se dejan morir de hambre (eso he leído por ahí).
  • Otros como Evariste Galois, murieron en un duelo con pistola.
  • Otros como John Nash, en accidentes de tráfico…

Hoy volviendo a casa, he visto un zorro atropellado en la cuneta de la carretera y me ha inundado la tristeza. Otras veces he visto gatos, perros, puercoespines, buitres, gaviotas…

Yo mismo sufrí un atropello y no morí. Sorprendentemente no me rompí ningún hueso y sólo me ha quedado una “pequeña” secuela en una rodilla.

Según la lectura astrológica de los horóscopos griegos, a los nacidos en marzo nos representa la muerte y la eternidad y nuestra “misión” es recordarle a nuestros congéneres que el alma es inmortal y toda la pesca. Pero todo eso son “sólo” supersticiones, ¿no?

Si siguen las “trading-acciones” islamojudeocristianas de los del libro y se portan “bien” matando cristianoislamojudíos, tal vez irán al cielo y podrán follarse a miles de vírgenes, comer manjares y beber estupendos licores de miel, pero si se portan “mal” irán al infierno y podrán follarse a miles de ¿no-vírgenes?, comer solomillos y beber excelentes copazos. Pero todo eso son “sólo” supersticiones, ¿no?

¿Alguien da más?

No lo duden: pórtense, pues van a morir si o si.

Me gustaría que mis cenizas descansaran en Cardiff, pero quien sabe, igual ni siquiera se pueden juntar los trozos de mi cuerpo desmembrado o despegar mis sesos del asfalto. Only time will tell.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s